Antonio Gramsci y la destrucción de Occidente

Info | Más de 2 meses
0
0
0
imagen de post


Antonio Gramsci y la destrucción de la Cultura de Occidente que estamos viviendo -



Nacido en el pueblo de Ales en la isla de Cerdeña en 1891, Gramsci se convirtió en el intérprete de más éxito del marxismo.

Salió de Cerdeña para el continente, donde estudió filosofía e historia en la Universidad de Turín. En 1919 fundó un periódico en Italia, L’Ordinine Nuovo, o el Nuevo Orden. En 1921 con Palmiro Togliatti, Gramsci fundó el partido comunista italiano. Cuando Italia adoptó el fascismo de Mussolini, Gramsci huyó a Rusia donde analizó la adaptación del comunismo de Lenin.

Él estaba profundamente perturbado que Rusia comunista no lograba mostrar un gran interés como “paraíso de los trabajadores”. Gramsci entendió claramente que la clase dirigente rusa había mantenido su control sobre los trabajadores, mediante el recurso de puro terror y exterminio en masa: el comunismo había reemplazado simplemente otro terror.

Tras la muerte de Lenin y la consiguiente lucha por el poder, Rusia se convirtió en un lugar peligroso para Gramsci. El sucesor de Lenin, Stalin, eliminó cualquier sospechoso de desviación de su línea del partido.

Gramsci volvió a Italia para luchar contra Mussolini, fue arrestado como probable agente de una potencia extranjera, y encarcelado en 1926. Pasó los años restantes de su vida exponiendo su filosofía. Fue aquí donde escribió Cuadernos de la Cárcel y Cartas desde la Prisión, que han llegado a ser extremadamente influyente en los campus universitarios.

Cuando murió después de ser liberado en 1937, había producido un total de nueve volúmenes sobre la historia, la sociología y la teoría marxista.

Desde que el marxismo económico fue un fracaso, Gramsci argumentó que la única manera de derrocar a las instituciones occidentales ''represivas'' era por, lo que llamó una “larga marcha a través de la cultura''.

El reenvasó el marxismo en términos de una “guerra cultural”, no una lucha de clase doctrinaria. Fue muy consciente de que la mayoría de la gente no creía en el sistema comunista, su fé cristiana era el gran obstáculo que evitaba el salto necesario para el comunismo.

Gramsci sabía que el mundo civilizado había sido adoctrinado a fondo por el cristianismo desde hace 2000 años, hasta el punto de que la civilización y el cristianismo estaban atados inexorablemente. Era el carácter cristiano de Occidente que había proporcionado una barrera casi impenetrable a la infiltración. Más que un opiáceo, la religión era salvavidas de los campesinos que les ayudaba a soportar las duras realidades de la vida.


imagen de post


Según el libro de Pat Buchanan, La muerte de Occidente, el cristianismo era el “escudo térmico del capitalismo.” Para capturar occidente, los marxistas “primero debían des-cristianizara Occidente”, es decir, destruir sus fundamentos religiosos.



LA DESCRISTIANIZACIÓN DE OCCIDENTE

Gramsci odiaba el matrimonio y la familia, los verdaderos bloques fundantes de una sociedad civilizada. Para él, el matrimonio era un complot, una conspiración si se quiere, para perpetuar un sistema perverso que oprimía a las mujeres y a los niños. Era una institución peligrosa, caracterizada por la violencia y la explotación, el precursor del fascismo y la tiranía.

El patriarcado se desempeñó como el principal objetivo de los marxistas culturales. Ellos se esforzaron para feminizar la familia con legiones de madres y padres solteros y homosexuales, que servirían para debilitar la estructura de la sociedad civilizada.

Fue otro marxista cultural que trajo la estrategia Gramsciana a las escuelas: George Lukács*, era un banquero húngaro rico. Él tenía fama de haber sido el más brillante teórico desde el propio Marx. Como comisionado adjunto de la cultura en Hungría bajo Bela Kun*, su primera tarea fue la de poner la educación sexual radical en las escuelas.


* * Bela Kun fué el dirigente del gobierno comunista de Hungría.
* Queda en evidencia que la banca parásita y el marxismo siempre van de la mano.

imagen de post




Lukáks razonó que ésta era la mejor manera de destruir la moral sexual tradicional y debilitar la familia. Los niños húngaros aprendieron los sutiles matices del amor libre, las relaciones sexuales, así como la naturaleza arcaica de los códigos de la familia de clase media, el carácter obsoleto de la monogamia y la irrelevancia de la religión organizada, que privaba al hombre de placer. Se instó a los niños a burlarse y hacer caso omiso a la autoridad de la patria potestad, y los preceptos de la moral tradicional. Si esto suena familiar es porque esto es lo que está sucediendo en nuestras escuelas públicas e incluso en algunas escuelas católicas hoy.

Las ideas de Lukacs y Gramsci llegaron a buen puerto a través de la Escuela de Frankfurt o Instituto de Investigación Social, en la década de 1920. Originalmente el Instituto de Investigación Social se llamaba ''Instituto para el Estudio del Marxismo'', pero le cambiaron el nombre quitándole el ''marxismo'' de nombre original para no quedar en evidencia. Al poco tiempo este instituto se asoció a la Escuela de Frankfurt, con lo cual se lo terminó conociendo con el nombre de este último.

Ellos tradujeron el marxismo desde la economía a los términos de cultura. Una de las claves en la Escuela de Frankfurt fue la de combinar el análisis marxista con el psicoanálisis freudiano y el condicionamiento psicológico. Según su fusión freudiana y marxista, al igual que bajo el capitalismo, la clase obrera estaba oprimida de forma automática.

Bajo la cultura occidental, los negros, los homosexuales, los hispanos y las mujeres, es decir, todo el mundo, menos los ''malos hombres blancos'', eran automáticamente los objetivos colectivos de la opresión occidental.

La noción de solidaridad de grupo o lo que se llama “identidad política” fue diseñado para crear no otra cosa que la división, lo que lleva a la violencia y la anarquía social.

Con el fin de socavar la sociedad occidental, los marxistas culturales repetían constantemente que Occidente era culpable de crímenes genocidas contra todos y cada civilización que se habían encontrado a lo largo de su historia, y de la opresión histórica de la humanidad. Algo que también repetía constantemente el recién fallecido Eduardo Galeano (se arrepintió de haber escrito ''Las Venas Abiertas de Latinoamérica'', dijo que ya no concordaba con lo que había escrito él mismo en otros tiempos).





EL NACIMIENTO DE LA TEORÍA CRÍTICA

Esta idea se convirtió en “la teoría crítica”, que ha servido a la izquierda como su principal arma en la batalla por el alma de la cultura occidental. La Teoría Crítica emplea la crítica destructiva de los principales pilares de la civilización occidental, incluyendo el cristianismo, el capitalismo, la autoridad, la familia, la moral, la tradición, la restricción sexual, la lealtad, el patriotismo, el nacionalismo, la herencia, el etnocentrismo, las convenciones, el conservadurismo y sobre todo el lenguaje.

La Teoría Crítica, que prevalece en nuestras universidades, sostiene que la estructura social patriarcal debe ser sustituida por el matriarcado.

La creencia de que los hombres y las mujeres son diferentes y tienen propiamente roles definidos, está siendo reemplazada con la androginia y con eso, la creencia heterodoxa de que la homosexualidad es normal.

Las diferencias entre los géneros, no los sexos, tuvo que ser minimizada.

De acuerdo con las feministas marxistas, los roles de hombres y mujeres son intercambiables. Es decir que podrían ser intercambiados fácilmente porque las diferencias de géneros no son más que meros accidentes anatómicos.


imagen de post




''TODO LO MALO VIENE DE LOS HOMBRES BLANCOS CRISTIANOS''

Otro ingrediente clave en el marxismo cultural fue idea de Theodor Adorno de la “personalidad autoritaria”. Su libro, que publicó con Else Frenkel-Brunswick, Daniel J. Levinson, y R. Nevitt Sanford en 1950, se basó en el principio singular de que el cristianismo, el capitalismo y la familia patriarcal o autoritaria crearon un personaje susceptible a los prejuicios raciales y al fascismo.

imagen de post


Para ellos cualquier persona que se manejara con las antiguas normas tradicionales tenía una personalidad autoritaria que era básicamente de carácter fascista (omitiendo el carácter totalitario y represor de los gobiernos comunistas, esto es muy conveniente para entender el relato anti-fascista).

Si una familia se adhería a los principios cristianos y capitalistas, los niños lo más probable es que llegaran a ser fascistas y racistas. Pat Buchanan llama el libro de Adorno, “el altar de la Escuela de Frankfurt”.
Si el fascismo y el racismo son endémicos de la cultura, como Adorno cree, todo el mundo que se crió en las tradiciones de Dios, la maternidad y la familia está en la necesidad de una ayuda psicológica. Esta es la lógica orwelliana que parece que ya ha establecido una cabeza de playa en la conciencia occidental.

El determinismo cultural había reemplazado al determinismo económico de Marx. Esto se corresponde con la idea de la “corrección política”. La corrección política es la clave para entender la difícil situación de la cultura occidental desde los albores de los años sesenta.

La corrección política representa el primer vehículo a través del cual la mente marxista ha impulsado sus Ideas cancerosas en socavar el genio de la política y la cultura occidental. Bajo la rúbrica de “diversidad”, su objetivo oculto es imponer una uniformidad de pensamiento y de comportamiento a todos los occidentales. Los marxistas culturales hicieron que los maestros, profesores universitarios y administradores, productores de televisión, editores de otros medios y similares, sirvieran como guardianes para mantener todas las ideas tradicionales y positivas, especialmente las ideas religiosas, fuera del mercado público.



imagen de post


Uno puede ver fácilmente que sucede en estos días..." - (Extracto, F. d. L.V.)
Puntos agregados!

0 Puntos

Votos: 0 - K! score: 0/10

4

Visitas

0

Favoritos

0

Medallas

0

Seguidores

1 Comentarios

Cargando comentarios espera un momento...
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Tu comentario fue agreado correctamente.